noviembre 26, 2022

listinnoticias.com

listinnoticias.com

Refugiados cuentan desgarradores relatos al huir de Ucrania

2 minutos de lectura



Elena Yurchuk vio familias con niños volar por los aires y el hospital en el que trabajaba reducido a escombros durante la invasión rusa a Ucrania.

“No sé si tengo un hogar o no”, dijo la enfermera de 44 años de la ciudad de Chernihiv, en el norte de Ucrania. “Nuestra ciudad está sitiada y apenas escapamos”.

Yurchuk se encuentra ahora en la ciudad fronteriza de Suceava, en Rumania, que ha acogido a miles de refugiados que huyen de la guerra.

Si bien el número de personas que llegan a los países vecinos desde Ucrania parece haber disminuido la última semana, los desgarradores relatos de destrucción y muerte de los refugiados son evidencia del continuo sufrimiento de los civiles en las ciudades ucranianas asediadas por las fuerzas rusas.

En la estación de tren de Przemysl, en Polonia, los refugiados hablan de trenes atestados y “personas durmiendo unas sobre otras”. Algunos escucharon explosiones cuando pasaban cerca de Leópolis, una zona donde Rusia bombardeó una base militar, matando al menos a 35 personas.

“Cuando pasé por Leópolis hubo una explosión. Bombardearon dos bases militares”, dijo Elizaveta Zmievskaya, de 25 años. “El cielo se puso rojo”.

Más de 1,5 millones de refugiados han llegado a Polonia desde el comienzo de la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero, de un total de alrededor de 2,7 millones de personas que, según la ONU, han huido hasta ahora.

Pero la portavoz de la guardia fronteriza polaca, Anna Michalska, dijo que el número de refugiados que llegaron disminuyó la semana pasada con alrededor de 79.800 que llegaron el sábado, en comparación con los 142.000 de la semana anterior. En Rumania, 29.636 refugiados llegaron el 7 de marzo, y el número se redujo a 16.676 el sábado.

Roman Titov Chuguyev, de 16 años, viajó con su hermano durante más de 10 horas en un tren atestado antes de encontrarse con su madre en Polonia.

“Tuvimos que viajar solos”, dijo. “Estaba muy lleno, mucha gente durmiendo unos sobre otros. Fue muy difícil”.

La mayoría de los que se van son mujeres y niños porque los hombres de entre 18 y 60 años se han quedado para luchar y tienen prohibido salir del país.

En Gran Bretaña, el gobierno anunció que dará dinero a las personas que ofrezcan sus hogares como refugio a los ucranianos que huyen de la invasión rusa. Las autoridades dijeron el domingo que el programa “Hogares para Ucrania”, que se presentará esta semana, dará a los patrocinadores 350 libras (456 dólares) por mes.





Source link