agosto 16, 2022

listinnoticias.com

listinnoticias.com

Rara y valiosa estatua romana devuelta a Francia medio siglo después de robada

3 minutos de lectura



Un detective y experto holandés, especialista en recuperar obras de arte robadas, devolvió una rara escultura romana fundida en bronce –considerada uno de los mayores tesoros de Francia–, al museo del cual había sido robada hace casi medio siglo. 

Arthur Brand, apodado «el Indiana Jones del mundo del arte», devolvió en Ámsterdam la escultura en bronce del siglo I del dios Baco (o Dioniso) a la directora del Museo del ‘Pays Châtillonnais’ (en el este de Francia). 

Una gélida tarde de diciembre de 1973, amigos de lo ajeno rompieron una ventana del museo abriéndose paso entre los barrotes de la reja, y robaron la escultura de apenas 40 cm de altura, que representa al dios del vino. 

«Los delincuentes se llevaron además otras antigüedades y unas 5.000 monedas todas de origen romano, pero la más importante era la estatua de bronce de Baco niño», declaró Brand a la AFP. 

«La pérdida para el museo y su comunidad fue enorme. Una de sus piezas antigüas más valiosas había sido robada», añade. 

«A causa de que por entonces no existía un catálogo adecuado de obras de arte robadas, la escultura desapareció en el inframundo (de la delincuencia) y se creyó que se había perdido para siempre», prosigue el experto.

La directora del museo en Francia, célebre por su colección de piezas romanas provenientes de un sitio arqueológico cercano a ‘Vertillum’, aldea galorromana donde se comenzó a excavar en 1846, manifestó estar muy emocionada.

«Cuando la vi, en su maleta, me di cuenta de cuánto más hermosa era que la copia que teníamos», indicó a la AFP Catherine Monnet.

«Caza abierta»

La historia de la estatua resurgió de pura casualidad hace un par de años, cuando un cliente austriaco contactó con Brand, quien tiempo atrás recuperó un Picasso y los conocidos como «Caballos de Hitler», escultura en bronce de tamaño natural que ornamentaba el exterior de la cancillería en Berlín, cuando el dictador la ocupó. 

El austriaco le solicitó que investigase sobre una estatua de un niño que había comprado legalmente en el mercado del arte. 

Al no encontrar ninguna referencia a ésta, Arthur Brand infiere que puede haber sido robada. «La caza estaba abierta» para descubrir su origen, explica.

Tras meses de investigación, la pista llega gracias a una foto en una revista arqueológica de 1927: la estatua representa a Baco de niño y pertenecía a un museo francés. 

Después, un informe oficial de la policía –del que la AFP tuvo copia– revelaría que la escultura había sido robada el 19 de diciembre de 1973. Sorprendido al comprobar esto,el austriaco exigió que fuera devuelta al museo.

«De acuerdo a la ley francesa, recibió un pequeño monto de dinero, apenas una parte del valor de la estatua, que podría alcanzar a millones de euros, por su ‘custodia'» explica Brand.

Patrimonio histórico

Dos coleccionistas de arte británicos, Brett y Aaron Hammond, aportaron la mitad del dinero, y la localidad de Châtillon-sur-Seine la otra –total no revelado. 

«Tras 50 años, es muy raro que reaparezca un objeto robado. Sobre todo siendo tan importante», afirma Brand. 

«Es una estatua muy, muy importante y de altísima calidad», se regocija Monnet. 

La escultura había sido descubierta por arqueólogos en 1894 en el yacimiento de Vertillum, declarado monumento histórico veinte años antes. 

En cuanto a Brand, el museo le brinda entrada gratis vitalicia, añade con una sonrisa.





Source link