agosto 16, 2022

listinnoticias.com

listinnoticias.com

Farmacéuticas indemnizarán con US$590 millones a indígenas de EEUU por los opioides

3 minutos de lectura



Un grupo de compañías farmacéuticas de Estados Unidos acordó pagar US$590 millones para cerrar demandas relacionadas con la adicción a los opioides presentadas por tribus nativas, según documentos judiciales divulgados el martes.

Las cuatro compañías -Johnson & Johnson y las distribuidoras McKesson, AmerisourceBergen y Cardinal Health– llegaron a un acuerdo con los demandantes en una corte distrital del estado de Ohio. 

Ese entendimiento está separado de uno anterior por el cual las tres distribuidoras pagaron 75 millones de dólares a la tribu Cherokee.

La crisis de los opiáceos, causante de más de 500.000 muertes por sobredosis en 20 años en Estados Unidos, desencadenó una catarata de demandas en ese país por parte de víctimas directas y de muchas comunidades (ciudades, condados, estados…). 

Las tribus nativas de Estados Unidos se vieron particularmente afectadas, subraya el acuerdo, pues sufrieron la tasa más alta de sobredosis de opioides por habitante. 

«Por esta razón, los gobiernos tribales de Estados Unidos han tenido que gastar grandes sumas para cubrir los costos de la crisis de los opioides, incluidos gastos más altos para atención médica, servicios sociales, de protección de la infancia, de aplicación de la ley», agregó el documento. 

Todas las tribus reconocidas por el gobierno estadounidense, 574 en total, podrán participar en el acuerdo, aunque no hayan emprendido acciones legales, señala el documento. 

AmerisourceBergen, Cardinal Health, McKesson y Johnson & Johnson acordaron el verano boreal pasado pagar 26.000 millones de dólares para resolver miles de demandas en el marco de otro gran acuerdo. 

Johnson & Johnson dijo este martes que los 150 millones de dólares que la compañía acordó pagar durante dos años en virtud del acuerdo con las tribus nativas del país se restarían de ese acuerdo más grande, y enfatizó que su firma no representaba «una admisión de responsabilidad o de acto irregular». 

La compañía «seguirá defendiéndose de cualquier litigio que el acuerdo final no resuelva», aseguró Johnson & Johnson en un mensaje. 

Consultadas por AFP, las otras empresas no especificaron de inmediato si los 440 millones que habían acordado pagar colectivamente a las tribus nativas estadounidenses durante siete años formaban parte del acuerdo de 26.000 millones de dólares.

Medida de justicia

Robins Kaplan, una firma de abogados que está negociando por los demandantes, dijo que el acuerdo todavía debía ser aprobado por las tribus nativas. 

«El acuerdo inicial para las tribus en el litigio nacional de opioides es un primer paso crucial para dar algunas medidas de justicia a las tribus y comunidades que habitan en las reservas a lo largo de Estados Unidos que han sido punto de partida de la epidemia de opioides», señaló Tara Sutton, abogado de la firma, en un comunicado. 

Douglas Yankton, presidente de la Nación del Lago del Espíritu, con sede en Dakota del Norte, indicó que el dinero del acuerdo puede «ayudar a financiar servicios de tratamiento para opioides cruciales, bajo reservación y culturalmente apropiados». 

Por su parte, Steven Skikos, un abogado representando a las tribus, afirmó a la AFP que están llevando a cabo reclamos contra otros fabricantes de medicamentos. 

«Son, esperamos, los primeros dos de muchos otros acuerdos», dijo. 

Muchas de las demandas relacionadas con la crisis de opiáceos se han centrado en Purdue Pharma, el fabricante de OxyContin, un analgésico por récipe altamente adictivo señalado de causar un pico en la adicción. 

Un juez en diciembre desestimó el plan de bancarrota de la compañía porque proveía cierta inmunidad para los dueños a cambio de un pago de 4.500 millones de dólares a las víctimas de la crisis de opiáceos. 

La ola de litigios también ha inundado a farmacias pertenecientes a los gigantes Walmart, Walgreens y CVS, a las que un juez declaró en noviembre responsables por la crisis de opiáceos en dos condados de Ohio.





Source link