noviembre 29, 2022

listinnoticias.com

listinnoticias.com

Evacúan a varios ucranianos en Mariúpol, Pelosi viaja a Kiev

5 minutos de lectura



La ansiada evacuación de civiles de una siderúrgica de la ciudad de Mariúpol estaba en marcha el domingo, y la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, dio a conocer que visitó al presidente de Ucrania para mostrar el respaldo incondicional de Washington a la defensa del país frente a la agresión rusa.

Las fuerzas ucranianas publicaron un video en internet en el que se veía a ancianas y madres con hijos pequeños envueltos en ropa de invierno siendo ayudadas a ascender por una gran pila de escombros de la planta para luego abordar un autobús.

El Comité Internacional de la Cruz Roja, en coordinación con autoridades rusas y ucranianas, está encargado de la operación para evacuar a los civiles del enorme complejo acerero de Azovstal, dijo Saviano Abreu, portavoz de asuntos humanitarios de la ONU.

El presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy elogió la evacuación y dijo que se tiene previsto que más de 100 civiles, en particular mujeres y niños, lleguen el lunes a la ciudad de Zaporiyia, controlada por Ucrania.

“Hoy, por primera vez en todos los días de la guerra, este corredor (humanitario) que se requería urgentemente ha comenzado a funcionar”, dijo en un discurso grabado previamente y publicado en su canal de Telegram.

Horas más tarde el domingo, uno de los defensores de la planta indicó que las fuerzas rusas reanudaron su ofensiva contra el complejo tan pronto como se completó la evacuación del grupo de civiles.

Denys Shlega, comandante de la 12da Brigada de Operaciones de la Guardia Nacional de Ucrania, dijo en una entrevista televisada el domingo por la noche que varios cientos de civiles continúan atrapados, junto con casi 500 soldados heridos y “numerosos” cadáveres.

“Varias docenas de niños pequeños siguen en los búnkers debajo de la planta”, comentó Shlega. “Necesitamos una o dos rondas adicionales de evacuaciones”.

Un colaborador del alcalde de Mariúpol también reportó nuevas ofensivas: “Los ataques de artillería son tan intensos que las casas se cimbran incluso (del otro lado del río)”, escribió Petro Andryushenko en Telegram.

Se cree que unas 100.000 personas continúan atrapadas en Mariúpol, incluyendo cerca de 1.000 civiles que se resguardaron junto con cerca de 2.000 soldados ucranianos en los túneles del complejo siderúrgico de la era soviética, la única parte de la ciudad que no está bajo ocupación rusa.

Sin embargo, se desconocía de inmediato el destino de los combatientes ucranianos que continúan atrincherados en la planta.

Mariúpol, un puerto sobre el Mar de Azov, es un objetivo crucial debido a su posición estratégica cerca de la península de Crimea, que Rusia le arrebató a Ucrania en 2014.

Abreu dijo que los civiles que permanecieron varados casi dos meses recibirían ayuda humanitaria inmediata, incluyendo servicios psicológicos, una vez que lleguen a Zaporiyia, ubicada unos 230 kilómetros (140 millas) al noroeste de Mariúpol.

Mariúpol ha sido escenario de algunos de los peores sufrimientos. Un hospital de maternidad fue blanco de un bombardeo aéreo ruso en las primeras semanas de la guerra, y se reportó la muerte de cerca de 300 personas durante un ataque a un teatro en el que había civiles resguardados.

El Concejo municipal de Mariúpol indicó en un mensaje en Telegram que la evacuación de civiles de otros puntos de la ciudad comenzaría el lunes por la mañana. Las personas que han huido previamente de zonas controladas por Rusia han reportado que sus vehículos fueron blanco de disparos, y las autoridades ucranianas han acusado repetidas veces a las fuerzas rusas de lanzar ofensivas contra las rutas de evacuación que ambas partes habían acordado.

Un equipo de Médicos Sin Fronteras se encontraba en un centro de recepción para personas desplazadas en Zaporiyia en anticipación a la llegada de la caravana de las Naciones Unidas. Probablemente el estrés, el agotamiento y la escasez de alimentos han deteriorado la salud de los civiles que están atrapados debajo de la planta.

En tanto, el subcomandante del regimiento ucraniano, Sviatoslav Palamar, pidió la evacuación de civiles y soldados ucranianos heridos. “No sabemos por qué no se los llevan, y no se está conversando sobre su evacuación hacia territorio controlado por Ucrania”, dijo en un video publicado el sábado en el canal de Telegram del regimiento.

Un video tomado desde el interior de la planta acerera, que fue compartido con The Associated Press por dos mujeres ucranianas que aseguran que sus esposos son algunos de los combatientes que se rehúsan a rendirse allí, mostraba a hombres con vendajes ensangrentados, heridas abiertas y extremidades amputadas, incluyendo algunos con aparente gangrena. La AP no pudo verificar de manera independiente la ubicación ni la fecha del video, del que las mujeres dijeron fue grabado la semana pasada.

Por su parte, Pelosi visitó Kiev el sábado, la legisladora estadounidense de mayor rango en viajar al país desde que comenzó la invasión rusa el 24 de febrero. Efectuó su visita apenas días después de que Rusia lanzó cohetes hacia la capital durante la visita del secretario general de la ONU, António Guterres.

En una conferencia de prensa el domingo en la ciudad polaca de Rzeszów, Pelosi dijo que ella y otros miembros de la delegación estadounidense se reunieron con Zelenskyy para traerle “un mensaje de reconocimiento de parte del pueblo estadounidense por su liderazgo”.

El representante demócrata Jason Crow, veterano del Ejército y miembro de las comisiones de Inteligencia y de Servicios Armados de la cámara baja, dijo que viajó a Ucrania para enfocarse en tres puntos: “Armas, armas y armas”.

“Debemos asegurarnos de que los ucranianos tengan lo que necesiten para ganar. Lo que hemos visto en los últimos dos meses es su bravura, su intenso orgullo, su capacidad para pelear y su habilidad para ganar si cuentan con el apoyo para hacerlo”, declaró.

En su discurso del domingo por la noche, Zelenskyy dijo que se ha evacuado a más de 350.000 personas de las zonas de combate gracias a los corredores humanitarios que se acordaron previamente con Moscú desde que comenzó la invasión. “La organización de los corredores humanitarios es uno de los elementos del proceso de negociación (con Rusia), el cual está en marcha”, subrayó.

En la región rusa de Kursk, fronteriza con Ucrania, un dispositivo explosivo dañó un puente ferroviario el domingo, y se ha iniciado una investigación penal, reportó el gobierno regional en una publicación en Telegram.

En las últimas semanas ha habido varios incendios y explosiones en regiones rusas cercanas a la frontera, incluida Kursk. Un depósito de municiones en la región de Belgorod se quemó tras escucharse estallidos, y las autoridades en la región de Voronezh dijeron que un sistema de defensa antiaérea derribó un dron. Unas instalaciones de almacenamiento de petróleo en Bryansk fueron devoradas por el fuego hace una semana.

  





Source link